Posts Tagged ‘feliz’

La ultima carta que tampoco le di

marzo 22, 2008

mf002.jpg

Aca estoy nuevamente escribiendote y esta es para mi la vez mas difícil y sincera.
No escribo para reprocharte nada a pesar de nuestras idas y vueltas, a pesar de que muchas veces no comprendi tu manera de amar pero ya ves que la acepte. No te culpo, evidentemente era lo que tenia que sucedernos. No fue ni tu responsabilidad ni la mia.
De alguna manera siempre hicimos lo que sentiamos y habra estado bien!

No puedo mentir y me hubiese gustado que si me amabas aun en la situación en la que yo estaba que vos hubieras peleado por este Amor que proclamamos en cada beso robado, en cada rato escondido, en cada caricia que nos tranformaba la piel. Distinto era si ninguno de los dos sentia amor, porque ya nada podriamos hacer.

Un amigo me pregunto si a pesar de todo aun sentia lo mismo por vos? Y mi respuesta fue Si!
No creas que mi parte fue sencilla que vos te ibas y todo seguia igual, ¡No!, vos te ibas y habia una parte de mis sentidos que se iban con vos y la otra parte quedaba envuelta en ira, en impotencia. Vos te ibas y queria volver a verte, esperar que me digas de encontrarnos, volver a estar entre tus brazos, que me observes, que dibujes en mi cuerpo lineas indelebles, que quede en mi almohada tu olor. Pero eran muy esporadicas las veces que me buscabas, entonces como creer que habias cambiado que un dia no volverías de dejarme ¡porque si!.
Intente ya ni sabemos cuantas veces poder estar juntos, te llamaba, te escuchaba, trataba de contarte lo que me pasaba, aunque cuando estabas rozandome la cara no podia decirte una palabra…se que me entendias, sabes que te entendi.
Mi Amor por vos no cambio, por eso no era sencillo, era una lucha conmigo misma, querer con el corazon estar juntos pero nunca le diste a mi miedo un minimo destello de luz, para arriesgarme por vos como la primera vez, ¿Te Acordas?

Tambien comprendo que esta situación te estaba lastimando, y ¡SI! Cuando uno lucha por amor, sale herido, te escupe la cara, pero vale la pena. Quizas para vos era mas facil huir que luchar ¡Y no te juzgo! No soy quien. No todos actuamos de la misma manera y posiblemente duela mas huir que luchar, huyendo no logramos nada. Yo luche ¡No lo podes negar!, tampoco obtuve nada pero emprendo otro camino, con la certeza que en este que hoy dejamos todo lo intente.

Ahora bien, si poco a poco dejaste de quererme como dices no te preocupes, eso me demuestra que dejare de quererte poco a poco. Saber que ya no te voy a lastimar eso equipara en parte mi tristeza.
Si de pronto me olvidas no me busques no porque te habre olvidado jamas uno olvida a quien amo, pero seguramente otro amor habra venido a pintar mis dias y mi cuerpo de colores indelebles y hara que deje de ver solo en blanco y negro. Quizas otro amor me sorprenda y me deje que lo malcrie, que lo alimente con mi misma sed, me hara feliz y dejara que lo haga feliz tambien.

Mi Bella Juana

marzo 18, 2008

55cf738f1d5675a0.jpg
Juana era una mujer de 30 años. Apasionada por la vida, podriamos decir que enamorada del amor.
Asi fue como paso gran parte de su vida en pareja. Según sus amigos era una mujer afortunada, habia tenido el privilegio de vivir un gran amor del que le quedaban maravillosos recuerdos. Y como decian ellos no todos tienen ese gran privilegio a lo que Juana siempre les respondia que a veces el privilegio se paga caro…-“estar vivo siempre exige algo”- canta Ismael Serrano.
A ella le costo rehacer su vida después de esa historia y a veces las historias no son solo simples historias!.
Juana durante años les repetia a sus amigos que se iba a quedar sola porque nadie se fijaria en ella, lógicamente sus amigos no le hacian caso sabian que eso no seria asi. Pero ella estaba convencida de lo que pensaba.
Juana asi como apasionada era una mujer muy ironica y satirica con su propia vida, asi como lloraba sin que nadie la viera, si se reia con sus amigos de las cosas que le pasaban.
Los años fueron pasando y sin esperarlo conocio en medio de una relacion a otro hombre que eclipso por completo su corazon durante largos años y volvio a sentir ese amor que realimentaba su vida, que literalmente le hizo sentir mariposas en la panza. Pero como decia su madre -“ El amor duele “- y fue este amor el que le hizo conocer a Juana ese dolor del que hablaba su mama. Por muchas cosas Juana habia decretado que este hombre seria en su vida un gran Amor y asi fue! Pero entre muchas idas y vueltas esta relacion como las demas llegaba a su fin, solo que esta le dejaba a ella un sabor muy amargo.
Los amigos de Juana se preguntaban que era lo que tendria que nunca un tipo la habia dejado (¡sin dudas es una mujer especial!).
Esta vez Juana veia las situaciones muy diferentes, habia aprendido a no aferrarse, a continuar, a arriesgarse siempre, comenzo a sentir mucha libertad, supo pensar mas en ella, pero igual siempre le repetia a sus amigos: -“ ¡Voy a ser una vieja agradablemente loca y soltera, y esta bien! ¿Cuántas mujeres estan solas, porque yo no? Ya se que no voy a vivir una gran historia de amor, no existe el hombre que acompañe a lo que esta Juana necesita y que el quiera! Esto pensaba a los 30 cuando 10 años atrás sentia temor a no formar una familia y no encontrar ese amor.
A Juana le interesaban los hombres divertidos, sensibles, que sepan viajar por lados que no existen y que puedan caminar por este lugar tan terrenal, un tipo que vaya liviano por la vida, creativo, que sea un guerrero si alguna vez llegaba a correr el riesgo de perderla, ella admiraba a esta clase de gente y para Juana la admiración era una coneccion directa con el Amor.
Y un dia sin esperarlo, en medio de ese escepticismo de Juana, aparecio ese hombre que ella aunque no lo decia seguia esperando.
Pasaban horas conversando de la vida y de pavadas, reian se acompañaban, compartian sus mundos y asi se daban a conocer, escuchaban musica, leian juntos, miraban las mismas estrellas…el era un hombre muy atento con ella, cada vez que se encontraban de una manera magica el le decia las palabras que Juana queria escuchar.
Juana no le habia contado de esto que le pasaba a nadie porque sabia que le dirian –“¡Juana estas loca!”- por eso se los cuento yo, Ezequiel, que disfrute de Juana cada momento que estabamos juntos, de sus locuras, ocurrencias, de su ternura, sus pasiones, temores, su valor, su osadia…se porque nadie quizo dejar a Juana, en ella convivian todas las mujeres que un hombre quiere amar.
Ayer al amanecer mientras la observaba despertar me dijo: -“ Si muero en este momento, muero feliz”- nos besamos, nos abrazamos fuerte y asi fue como Juana aun hoy no despierta.